miércoles, 17 de agosto de 2016

SOBRE LA NACIÓN Y EL NACIONALISMO

Escrito por Luis Roca Jusmet

 Partiré de la definición de Álvarez Junco : " es un conjunto de sees humanos entre los que domina la conciencia de tener rasgos que los identifican en una identidad grupal" Esto quiere decir que partimos de la idea de Benedit Anderson de la nación como comunidad imaginada. Imaginada no quiere decir imaginaria en el sentido de irreal sino que es lo que el colectivo se imagina como común. Las propiedades reales que hay detrás de lo que se imagina son variadas. En este sentido aunque la nación es siempre una ficción, en el sentido que es una entidad que como tal no existe, los rasgos en que se basa pueden ser más o menos arbitrarios.
 La nación es un fenómeno moderno que aparece con el estado moderno. Es el propio Estado el que unifica el grupo con una lengua, con unos símbolos y con unas tradiciones más o menos existentes. El Estado se inventa, a través de mitos, el relato nacional para dar cohesión a los que forman parte de él y crear sentimientos patrióticos. estos sentimientos patrióticos tienen funciones muy claras, aparte de la cohesión, como disolver los conflictos de clase, las individualidades críticas y motivar en una guerra. Este es el sentido étnico que da soporte al Estado. Entendemos por Estado, siguiendo también a Álvarez Junco, "un conjunto de instituciones públicas que administran un territorio con medio coactivos." Digo yo que hablaremos de Estado de derecho cuando la función básica es garantizar unos derechos a cambio de hacer cumplir unas leyes en cuya elaboración participan los ciudadanos." Es el sentido cívico, republicano, que aparece con la revolución francesa. Es un sentido cívico que recoge la idea de la soberanía nacional, que quiere decir que es el conjunto de los ciudadanos los que tienen el poder, aunque lo deleguen. El sentido cívico de nación no es nacionalista porque se basa en lo que Habermas llama "patriotismo constititucional". Lo podemos llamar republicanismo.
 En el siglo XX aparecen supuestas naciones, comunidades imaginadas, con la voluntad de ser nación, que quiere decir ser soberanas y ser independientes. Son, por lo tanto, comunidades imaginarias que quieren ser Estado. Como tal crean un relato, con unos mitos y unos símbolos. Esto tiene un doble sentido político. Los movimientos de liberación, anticoloniales, que quieren emanciparse del Estado ajeno que los domina. Son los movimientos tercermundistas. Pero también aparecen dentro de los Estados-nación comunidades imaginarias que quieren separarse y formar un estado propio. esta vez son las élites dirigentes locales las que quieren un espacio propio de poder. Pero también les srive para ocultar los conflictos de clase y la ciudadanía crítica con su gestión.
 Estos on unos primeros apuntes teóricos, muy generales, que pueden servirnos para entender el conflicto Cataluña-España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Follow by Email

Translate