jueves, 18 de agosto de 2016

ESPAÑA Y CATALUÑA

Escrito por Luis Roca Jusmet

Podemos discutir el origen de España como nación pero es un referente sensato considerar que nace como Estado moderno con soberanía popular con la Constitución de Cádiz
de 1812. Con la Constitución de 1978 vuelve a constituirse como Estado de derecho tras el período franquista. Aunque lo haga como Monarquía constitucional podemos considerar que ( al igual que el Reino Unido) su estructura es republicana : Constitución garantista, soberanía popular, separación de poderes, democracia representativa, libertades políticas. Cataluña participa en la construcción de España. Que participe no quiere decir que lo haga de manera armónica porque todos los Estados en cierta manera se constituyen de manera violenta, con conflictos y tensiones.
 Cataluña no ha existido nunca como nación en el sentido moderno, sencillamente porque nunca ha tenido Estado propio, A partir del mismo S.XIX se inicia un catalanismo político. Las élites catalanas quieren participar y decidir, tenir peso y autonomía dentro del Estado español. A partir de los años 80 del siglo pasado, bajo la hegemonía del pujolismo se va gestando un relato en el que se presenta a Cataluña como una nación dominada por el Estado español a través del gobierno de Madrid. este relato se va imponiendo a través de los medios de comunicación catalanes, de las instituciones educativa y no educativas. Poco a poco la lengua catalana se va imponiendo como la única propia y reduciendo al castellano, lengua materna de más de la mitad de catalanes, a la marginalidad. La llamada "immersió lingüísitica" es la imposición del monolingüismo. Se va subvencionando a todas las entidades, publicaciones que van en esta dirección. Y promocionando a los que potencian y defienden este relato, El nacionalismo pasa directamente al soberanismo. Cataluña es una nación porque es una comunidad que quiere un estado y tiene derecho a tenerlo. Como arama táctica los independentistas se inventan "el derecho a decidir, que abandonan cuando ya no les sirve. las élites catalanas, igual que las españolas, aprovechan el nacionalismo para ocultar la lucha de clases y para callar a los disidentes.
 La izquierda cae mayoritariamente en este juego. Acepta que Cataluña es una nación sin Estado que tiene derecho a tenerlo. Acepta el soberanismo y aunque algunos sectores dicen no ser independentistas no se dan cuenta que toda la lógica soberanista lleva a la independencia. Pretenden defender la democracia y no entienden que defender la democracia es defender el estado de derecho. Como no entienden que se está creando un relato totalitario en el que Cataluña es el pueblo catalán y este es el conjunto de ciudadanos que hablan catalán,que se identifican con el relato y símbolos nacionalistas y que quieren la independencia. No entienden que toca defender la concepción republicana de Estado frente a los nacionalismos.Que no es nacionalismo catalán contra nacionalismo español o viceversa sino la defensa del sentido cívico, democrático y republicano de nación, es decir el Estado de Derecho. Que la propuesta de la izquierda no puede ser la de crear más estados, es decir más fronteras, sino un Estado de derecho cada vez más democrático federado con otros Estados para crear, finalmente, una federación mundial de estados basados en la cooperación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Follow by Email

Translate